top of page

Thirtieth Sunday in Ordinary Time


This week, we have the continuation of the article on Our Lady of Fatima by Joseph Pronechen, published in the National Catholic Register online.

Convergence of Anniversaries

“Reminders are in order. In 2017, Fatima began the celebration of its 100th anniversary. The Communist revolution began its 100th anniversary, and freemasonry, condemned as evil by numerous popes, began its 300th. The Protestant Revolution began its 500th.

Oct. 13, 1884. Exactly 33 years before Our Lady of Fatima and the Miracle of the Sun. Remember, 33 has Biblical significance connected to Our Lord.

Look at the possible connection to Leo XIII’s horrible vision right after Mass in which he heard Satan tell God he could destroy his Church. He asked for 75-100 years. God granted the time. This horrible vision led Leo to compose the St. Michael Prayer, said after each Mass until after Vatican II, then now being reinstated by a number of bishops. We know from Revelation that God had St. Michael throw Satan out of heaven.

Recall the Oct. 13, 1917 apparition. In July, Our Lady warned of Russia spreading her errors throughout the world. That began a few days later with the Communist revolution’s big move in Russia’s capital. Could this connect to Leo XIII’s vision? Our Lady came to warn us first, and give us the means to fight this spiritual battle. And succeed.

But how many listened to Our Lady of Fatima? Apparently not the equivalent of the 10 honest men Abraham was looking for to save a place. Along came World War II predicted by Our Lady in 1917 when we didn’t listen and apply her remedy. Then as the 20th century progressed, and now into the 21st century, we can’t honestly answer that things are getting better as dissension spreads as well as all sorts of even formerly unheard of sinful behavior.

On May 13, 1982, St. John Paul II was in Fatima with a particularly strong message. It’s imperative we pay attention. He said he “presents himself, reading again with trepidation the motherly call to penance, to conversion, the ardent appeal of the Heart of Mary that resounded at Fatima…because he sees how many people and societies — how many Christians — have gone in the opposite direction to the one indicated in the message of Fatima. Sin has thus made itself firmly at home in the world, and denial of God has become widespread in the ideologies, ideas and plans of human beings.”

For that reason, the “call to repentance and conversion, uttered in the Mother’s message, remains ever relevant. It is still more relevant than it was 65 years ago. It is still more urgent.”

Oct. 13, 2010. The 93rd anniversary. Nothing that day but in May, on his flight to Fatima, Pope Benedict XVI perceived, “As for the new things which we can find in this message today, there is also the fact that attacks on the Pope and the Church come not only from without, but the sufferings of the Church come precisely from within the Church, from the sin existing within the Church…today we are seeing it in a really terrifying way: that the greatest persecution of the Church comes not from her enemies without, but arises from sin within the Church, and that the Church thus has a deep need to relearn penance, to accept purification, to learn forgiveness on the one hand, but also the need for justice. Forgiveness does not replace justice. In a word, we need to relearn precisely this essential: conversion, prayer, penance and the theological virtues…in the end, the Lord is more powerful than evil and Our Lady is for us the visible, motherly guarantee of God’s goodness, which is always the last word in history.” (to be continued).

Esta semana, tenemos la continuación del artículo sobre Nuestra Señora de Fátima de Joseph Pronechen, publicado en el Registro Nacional Católico en línea.

Convergencia de los aniversarios

“Los recordatorios están en orden. En 2017, se comenzó la celebración del centenario de Fátima. La revolución comunista comenzó su centenario, y la masonería, condenada como malvada por numerosos papas, comenzó su 300º aniversario. La revolución protestante comenzó su 500 aniversario.

Oct. 13, 1884. Exactamente 33 años antes de Nuestra Señora de Fátima y el Milagro del Sol. Recordamos, que el 33 tiene un significado bíblico relacionado con nuestro Señor.

Vemos la posible conexión con la horrible visión de León XIII después de la misa en la que escuchó a Satanás decirle a Dios que podía destruir a su Iglesia. Pidió 75-100 años. Dios concedió el tiempo. Esta horrible visión llevó a Leo a componer la oración de San Miguel, que dijo después de cada misa hasta después del Concilio Vaticano II, que ahora es reintegrado por varios obispos. Sabemos por la Revelación que Dios hizo que San Miguel echará a Satanás del cielo.

Recordemos la aparición del 13 de octubre de 1917. En julio, Nuestra Señora advirtió que Rusia difundiría sus errores en todo el mundo. Eso comenzó unos días después con el gran movimiento de la revolución comunista en la capital de Rusia. ¿Podría esto conectarse con la visión de León XIII? Nuestra Señora vino a advertirnos primero y nos dió los medios para pelear esta batalla espiritual. Y triunfar

Pero, ¿cuántos escucharon a Nuestra Señora de Fátima? Aparentemente no es el equivalente a los 10 hombres honestos que Abraham estaba buscando para salvar un lugar. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial, predicha por Nuestra Señora en 1917, cuando no escuchamos ni aplicamos su remedio. Luego, a medida que avanzaba el siglo XX, y ahora en el siglo XXI, no podemos responder honestamente que las cosas están mejorando a medida que se disemina la disensión, así como todo tipo de comportamientos pecaminosos que nunca antes se habían escuchado.

El 13 de mayo de 1982, San Juan Pablo II estaba en Fátima con un mensaje particularmente fuerte. Es imperativo que prestemos atención. Dijo que “se presenta a sí mismo, leyendo nuevamente con temor el llamado materno a la penitencia, a la conversión, al llamamiento ardiente del Corazón de María que resonó en Fátima … porque ve cuántas personas y sociedades, cuántos cristianos, han ido a la Iglesia”. Dirección opuesta a la indicada en el mensaje de Fátima. Así, el pecado se ha establecido firmemente en el mundo, y la negación de Dios se ha generalizado en las ideologías, ideas y planes de los seres humanos “.

Por esa razón, el “llamado al arrepentimiento y la conversión, pronunciado en el mensaje de la Madre, sigue siendo relevante. Sigue siendo más relevante que hace 65 años. Es aún más urgente “.

Oct. 13, 2010. El 93 aniversario. Nada más que ese día, pero en mayo, en su vuelo a Fátima, el Papa Benedicto XVI percibió: “En cuánto a las cosas nuevas que podemos encontrar en este mensaje de hoy, también está el hecho de que los ataques contra el Papa y la Iglesia no sólo provienen desde afuera, los sufrimientos de la Iglesia vienen precisamente de adentro de la Iglesia, del pecado que existe dentro de la Iglesia … hoy lo estamos viendo de una manera realmente aterradora: que la mayor persecución de la Iglesia no proviene de sus enemigos, sino que surge del pecado dentro de la Iglesia, y que la Iglesia, por lo tanto, tiene una profunda necesidad de volver a aprender la penitencia, a aceptar la purificación, a aprender el perdón por un lado, pero también la necesidad de justicia. El perdón no sustituye a la justicia. En una palabra, necesitamos reaprender precisamente lo esencial: conversión, oración, penitencia y las virtudes teológicas … al final, el Señor es más poderoso que el mal y Nuestra Señora es para nosotros la garantía visible y maternal de la bondad de Dios, que es siempre la última palabra en la historia ”. (Continuará).

bottom of page